Crianza natural: ¿en qué consiste?

Crianza natural: ¿en qué consiste?

Susana PérezEscrito por: Susana Pérez

La crianza del bebé es un proceso complicado, especialmente para los padres primerizos, que tienen todo tipo de dudas a la hora de criar a sus hijos.

Si este es tu caso, en este post te vamos a hablar de la crianza natural, un método de crianza cada vez más utilizado, destacando como un estilo mucho menos autoritario y más libre.

¿Qué es la crianza natural del bebé?

También conocida como crianza con apego, la crianza natural del bebé consiste en criar al bebé como si fuera un adulto, huyendo de los métodos más estrictos y tradicionales, con el objetivo de que los peques sean más independientes, tengan una mayor capacidad de decisión y en definitiva, puedan tomar sus propias decisiones.

De este modo, se deja atrás la obediencia ciega por parte de los niños, que hasta ahora había sido el modo de crianza más habitual, con el que los padres buscaban tomar el control absoluto sobre sus hijos y que les obedeciesen en todo.

La crianza natural de los bebés se basa en la nueva pedagogía, dando protagonismo a modelos como los bits de inteligencia, y nosotros creemos que es una gran alternativa para criar a tu bebé.

¿En qué consiste la crianza natural?

La crianza natural fue acuñada por el pediatra William Sears, que fue quien creó el término “attachment parenting”, o lo que es lo mismo, crianza con apego. Un término basado en la teoría del apego de Bowlby, que es considerada como la base de la crianza natural de los bebés.

La crianza con apego consiste en ofrecer a los niños lo que necesitan, más allá del alimento o la higiene, sino también el cariño, los mimos, la atención, etc. Como vemos, la teoría del apego de Bowlby asegura que el llanto del bebé es una llamada de auxilio, y su forma de expresar que necesita sentirse seguro. Cuando esto ocurre, al coger y calmar al bebé conseguimos que se sienta seguro.

Las claves de la crianza natural del bebé

William Sears estableció 8 claves de la crianza natural del bebé, que a continuación vamos a compartir para ayudarte a comprenderla y ponerla en práctica.

1- Lazos afectivos desde el nacimiento

Este punto consiste en crear lazos afectivos desde el nacimiento a través del contacto. Los bebés necesitan a su madre para sentirse seguros, y cuanto más contacto tengan con ella, más fácil resultará crear un vínculo afectivo.

2- Lactancia materna

Durante las últimas semanas de embarazo al bebé le llega una gran cantidad de células inmunitarias a través de la placenta, pero tras el nacimiento los bebés necesitan todavía más células inmunitarias, las cuales reciben a través de la lactancia materna y el contacto con las glándulas mamarias.

Las glándulas mamarias producen calostro y después leche, que contienen la cantidad de defensas y nutrientes necesarias para el bebé.

3- Coger al bebé

Otra clave de la crianza natural es coger al bebé y llevarlo siempre encima, para que así sienta el cobijo de sus padres y estén más seguros. Esto hace que sea mucho mejor llevarlos en portabebés que dentro de un carrito.

4- Dormir cerca del bebé

También es importante dormir cerca del bebé, ya que de esta forma se sentirán más seguros y dormirán más, y mejor.

5- El llanto como lenguaje

En la crianza natural de los bebés se entiende al llanto como el lenguaje de los bebés, y cuando un bebé llora, nos está comunicando que algo no va bien. Por ello, cuando el bebé llore hay que tratar de entenderle porque probablemente habrá algún problema.

6- Cuidado con los adiestramientos

Es cierto que una rutina puede ser muy eficaz, pero hay que tener cuidado con los adiestramientos demasiado rígidos y exigentes, ya que de lo contrario podríamos generar un efecto adverso al que buscamos.

Hay que tener claro que las necesidades de los peques son más importantes que los horarios, y por tanto, no debemos forzarles a que hagan lo que nosotros queramos.

7- Mantener el equilibrio

Como padres y madres, debemos buscar el equilibrio durante la crianza, sin caer en el autoritarismo, ni tampoco en la permisividad.  La crianza natural no consiste en dejar que el niño haga lo que le dé la gana, si no en ser un ejemplo para los peques, en valorar sus sentimientos y necesidades, y en ser conscientes de que los niños también tienen mucho que enseñarnos a nosotros.

8- Ambos

Por último, el último punto clave de la crianza natural del bebé es que ambos padres deben estar igual de implicados en el cuidado del peque. Es importante que el niño se sienta cuidado por ambas partes. 

Deja un comentario