Hipo fetal: todo lo que necesitas saber para no preocuparte

Hipo fetal: todo lo que necesitas saber para no preocuparte

Susana PérezEscrito por: Susana Pérez

Durante el embarazo cualquier situación extraña que se produzca, por poco importante que sea, hace que nos preocupemos enormemente por la salud de nuestro futuro bebé y entremos en estado de alerta. Una de esas situaciones es el hipo fetal, que es muy común especialmente durante los últimos meses de gestación, y a continuación te vamos a contar todo lo que debes saber para salir de dudas y no preocuparte. ¡Toma nota!

¿Qué es el hipo fetal?

Cuando hablamos de hipo fetal nos referimos al hipo del bebé dentro del útero, una situación totalmente normal que se da principalmente en última fase del embarazo, y que forma parte del desarrollo del feto.

Lo primero que debes saber para no preocuparte es que el hipo fetal no resulta molesto para el bebé, y de hecho muchos pediatras aseguran que se trata de un signo de vitalidad y de que todo se está desarrollando correctamente.

Las causas del hipo fetal son que los órganos del bebé todavía no están maduros, lo que hace que su diafragma se contraiga, provocando el hipo a modo de espasmo totalmente natural.

A través del hipo el bebé puede ejercitar su diafragma, lo que resulta beneficioso para que pueda respirar correctamente una vez esté fuera del útero.

La duración del hipo fetal puede ir desde unos pocos minutos hasta horas, pero en ningún caso debes preocuparte, ya que es algo totalmente normal, e incluso beneficioso para los más pequeños.

¿Cuándo empieza el hipo fetal? 

El hipo fetal comienza a partir del tercer trimestre de embarazo, cuando la gestación entra en su recta final. Algunos especialistas aseguran que también se da en los primeros meses, pero resulta totalmente inapreciable para la madre.

El hipo fetal se percibe por unos pequeños golpecitos suaves, constantes y rítmicos, lo que ayuda a diferenciarlo de otros movimientos como pueden ser las pataditas del bebé.

¿Qué función tiene el hipo del bebé en el embarazo?

Como hemos dicho, el hipo en el útero está preparando al bebé para que pueda respirar por sí mismo tras su nacimiento, ejercitando el diafragma, que es el músculo que asiste a la respiración.

El hipo fetal también está relacionado con el desarrollo del sistema nervioso del feto, así como con la ejercitación de sus habilidades motoras, especialmente aquellas vinculadas con tragar y la succión.

Asimismo, las contracciones producidas por el diafragma favorecen la regulación de la frecuencia cardíaca del pequeño.

¿Cómo evitar el hipo en el útero? 

La realidad es que el hipo fetal no se puede evitar, ya que es una reacción totalmente natural e inconsciente por parte del bebé, ante la que no podemos hacer nada.

Hay que mentalizarse de que se trata de una situación totalmente habitual y que no supone ningún riesgo para el bebé, que se debe a que el sistema respiratorio todavía no está del todo desarrollado. Hay casos en los que el hipo incluso permanece después de nacer.

¿Es preocupante el hipo fetal? 

Aunque se trata de un proceso que puede resulta extraño, molesto y preocupante en un primer momento, hay que dejar claro que el hipo fetal no es preocupante, ni es necesario acudir al médico por ello, a no ser que se mantuviese durante muchas horas o días seguidos.

Deja un comentario