Masaje perineal en el embarazo: ¿qué es y cómo se realiza?

Masaje perineal en el embarazo: ¿qué es y cómo se realiza?

Susana PérezEscrito por: Susana Pérez

Sufrir una episiotomía es una de las principales preocupaciones de las mujeres embarazadas, de ahí la necesidad de realizar un masaje perineal en el embarazo, con el objetivo de aliviar la tensión de la piel del perineo en el momento del parto y evitar posibles desgarros.

Porque una episiotomía consiste en un desgarro del perineo al dar a luz, debido a que ha adquirido una excesiva tensión a lo largo del embarazo, siendo importante flexibilizar al máximo esa zona para reducir las probabilidades de desgarro.

De modo que si tú también tienes ese miedo, toma nota porque a continuación te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el masaje perineal.

¿Qué es el masaje perineal?

El masaje perineal es una técnica de masaje destinada a evitar episiotomías durante el parto, que como hemos comentado, consiste en el desagarro del perineo al dar a luz.

Con este masaje aumentamos la elasticidad y flexibilidad de la piel del perineo, lo que favorece la circulación de la sangre y ayuda a evitar riesgos de desgarro en el parto.

El masaje en el perineo nos lo podemos aplicar nosotras mismas, aunque lo ideal sería que fuesen nuestras parejas o un fisioterapeuta especializado en esta técnica.

Principales beneficios del masaje perineal durante el embarazo 

Esta técnica es altamente recomendada y todas las mujeres embarazadas deberíamos aplicarla, y a continuación te vamos a mostrar las principales ventajas del masaje perineal:

  • Evita la excesiva tensión de los músculos del perineo.
  • Ayuda a que el parto sea más rápido y menos doloroso.
  • Reduce las posibilidades de sufrir un desgarro del perineo durante el parto.
  • Permite hacerse una idea de la presión que tendremos sobre el perineo al dar a luz.
  • Ayudará a relajar la zona del perineo durante el parto.
  • Mejora la recuperación tras el parto.

¿Cómo hacer el masaje perineal? 

Antes de realizar el masaje perineal debes hidratar la zona e introducir los dedos índice y corazón en el interior de tu vagina, unos tres o cuatro centímetros aproximadamente, mientras que empujas simultáneamente hacia abajo y hacia las paredes de la vagina, parando cuando notes una sensación de ardor.

Hecho esto, el siguiente paso será hacer movimientos en círculos durante varios minutos, con el objetivo de estirar la piel y músculos del perineo.

Por último, es importante no ejercer excesiva presión sobre la abertura situada encima de la vagina, ya que de lo contrario podríamos provocar una infección de orina.

Cuánto más practiques el masaje perineal mejor te saldrá y mayor será la flexibilidad de la zona, siendo recomendable realizarlo unas dos o tres veces por semana, a partir de la semana de embarazo 32.

Consejos antes de realizar el masaje perineal 

Para realizar el masaje del perineo durante el embarazo es importante lavarse bien las manos y tener las uñas cortas, ya que de lo contrario podríamos sufrir infecciones y provocarnos heridas en la vagina.

Lo mejor es hacer el masaje después de una ducha de agua caliente y tras ir al baño, ya que de esta forma conseguiremos que los músculos de la vagina estén más relajados.

Es importante realizar el masaje en un lugar en el que estés cómoda, teniendo a mano un espejo que te permita comprobar la posición del perineo. Asimismo, recomendamos hidratar previamente la zona con un lubricante vagina o aceite natural.

Deja un comentario