¿Cómo debe dormir un bebé?

¿Cómo debe dormir un bebé?

Susana PérezEscrito por: Susana Pérez

Cuando esperamos la llegada de un recién nacido nos surgen todo tipo de dudas, y una de las más habituales está relacionada con cómo debe dormir un bebé para evitar riesgos y garantizar su descanso.

Porque ya sabemos que los bebés precisan de una serie de precauciones cuando los acostamos en su cuna, evitando a toda costa que duerman boca abajo, como mínimo hasta que cumpla el año de vida, ya que diferentes estudios han demostrado que dormir boca abajo propicia la muerte súbita entre los recién nacidos.

Conscientes de que esta es una de tus principales preocupaciones, a continuación te vamos a contar cómo debe dormir un bebé correctamente, para que puedas acostarlo sin tener que preocuparte y con la garantía de saber que estará perfecto. ¡Comenzamos!

Tips para dormir un bebé y evitar la muerte súbita 

Un bebé debe dormir siempre boca arriba 

Los bebés deben dormir siempre boca arriba, al menos hasta que cumplan los 12 meses. La razón no es otra que dormir boca abajo aumenta el riesgo de muerte súbita, dado que todavía no está del todo desarrollado, mientras que de lado tampoco es una posición demasiado segura.

Lo ideal es que durante el día, mientras esté despierto, pase ratos boca abajo, siempre con vigilancia, para así favorecer su desarrollo motor.

La cuna, mejor en el dormitorio de los padres 

Aunque diferentes teorías aseguran que es mejor que la cuna esté en el dormitorio del bebé, para así hacerlo independiente, cuando se trata de seguridad y evitar riesgos, nosotros recomendamos que la cuna esté en el dormitorio de los padres.

De esta forma, en caso de que durante la noche surgiese cualquier problema, podremos despertarnos y actuar rápidamente antes de que sea tarde.

Asimismo, es importante que duerma en una cuna para recién nacidos, que esté protegida en todos sus extremos para evitar que el peque se golpee, y cuente con un colchón que sea lo suficientemente firme a la vez de cómodo.

Dale de mamar antes de dormir 

Los pediatras recomiendan dar de mamar al bebé antes de acostarlo, ya que la lactancia materna reduce cualquier tipo de riesgo de ahogo o asfixia. Es importante hacer esto hasta que el peque cumpla los seis meses de edad aproximadamente.

Puedes optar por la extracción de leche materna de forma manual, utilizar un sacaleches o darle de mamar directamente del pecho. Tú decides.

Nada de almohadas

Es importante que la cuna del bebé esté lo más despejada posible, evitando el uso de almohadas o cojines, ya que además de restarle movilidad, podrían aumentar el riesgo de asfixia.

El bebé debe dormir boca arriba sobre el colchón, reservando las almohadas hasta que cumplan los dos años de edad, siempre y cuando así lo recomiende el pediatra.

No abrigar demasiado al bebé 

Muchas veces al acostar a los bebés les abrigamos demasiado, lo que es un error, ya que el exceso de prendas o el calentamiento de la habitación podrían poner en riesgo su descanso. Ten en cuenta que la temperatura ideal para dormir un bebé es de entre 20 y 22 grados.

La habitación en la que duerma el bebé debe estar bien ventilada y a la temperatura adecuada, para que así pueda dormir a gusto y tranquilo. Y en caso de que no duerma en nuestra misma habitación, es fundamental contar con un vigilabebés que nos avise de cualquier tipo de problema.

Conclusiones sobre cómo debe dormir un bebé

Como ves, son muchas las precauciones y pautas a tener en cuenta al acostar un bebé. Nosotros te hemos contado cómo debe dormir un bebé para evitar riesgos,  así que toma nota y sigue estos consejos para garantizar el descanso de los más pequeños.

Deja un comentario